30 abril 2013

La finalidad del Counter Strike es matar el mayor número de enemigos

Jugaban y mucho a un videojuego. No cualquiera: uno de acción en primera persona, mutado del que se diseñó originariamente para enfrentar a gente, para enfrentar a grupos «terroristas» con «antiterroristas». Y jugaban juntos, en línea, para vivir con más intensidad la experiencia, para compartirla y después poder revivirlo.

Según adelantó, Ricard, Oriol y Juan José, los tres detenidos por el asesinato de la indigente del cajero automático, eran conocidos por sus amigos por sus alias, que eran sus nicknames, los nombres de acceso al juego, donde desarrollaban un rol.

El Vader, el Chapa y el Jumero frecuentaban un cibercafé donde jugaban al Counter strike, entre otros videojuegos violentos.

Este programa recreativo -un juego en tres dimensiones, uno de terroristas y otro de contraterroristas- ha sido objeto de polémica por su violento contenido, ya que se puden apreciar sangrientas escenas como cuando el jugador mata a un enemigo (como muestra la reproducción de la derecha). Sin embargo, es uno de los que tienen más éxito sobre todo entre los más jóvenes.

La diferencia entre jugar contra la máquina o jugar en red o en línea es que en el primer caso, las reacciones de los enemigos son mínimas y dependen del grado de desarrollo de la inteligencia artificial. En el segundo caso, la interacción se multiplica: el juego puede ser cooperativo y cuando se lucha entre distintos equipos, lo que precisamente hacían los detenidos y sus amigos durante muchas tardes enteras a la salida del instituto.

Hace cuatro años, un joven tailandés de 22 años murió después de estar 24 horas seguidas jugando al Counter Strike en un cibercafé.Fue encontrado muerto delante del teclado por sus amigos. La tensión y el estrés provocados por el juego, el agotamiento físico y la falta de sueño le provocaron un ataque al corazón que finalmente resultó mortal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario