23 abril 2013

El sentido de la empresa para los japoneses

Nuestro distinguido colega el profesor Vogel, fue aún más lejos.

Como experto conocedor de las dos superpotencias económicas, no rehuyó aceptar la idea de que en términos de PIB, Japón está en la senda de ponerse por delante de los propios EEUU, cuyo sindicalismo y empresariado han ido quedando a la zaga en tantos aspectos de productividad, estrategia industrial, y visión a largo plazo del sentido de la empresa.

Escuetamente, mientras en la Unión Americana hay una cultura económica que configura a la empresa como máquina de ganar dinero y con el transfondo del despido libre, en Japón hay una concepción muy distinta; de comunidad integradora de los trabajadores y el capital en un pacto de por vida, y con un propósito de crecimiento y de expansión de las cuotas de mercado a largo plazo, sin preocupaciones obsesivas por grandes beneficios inmediatos. 

En el debate del Simposio surgieron muchas ideas, y se pudo apreciar la inquietud que, por lo demás está muy difundida ya en los propios círculos económicos nipones, sobre la necesidad de reformas.

En ese sentido, Japón dispone ya de toda una filosofía de cambio, que se sintetiza en los escritos de Akhio Morita, el presidente de Sony, especialmente en su libro Made in Japan. 

Una obra que recientemente completó con toda una serie de observaciones sobre la conveniencia de reducir el tiempo de trabajo: de 2.300 horas anuales de media, hasta llegar a 1.800, todavía por encima del promedio comunitario que puede estar en torno a las 1.750. Asimismo, se piensa en la apremiante necesidad de mejorar la calidad de vida, de reforzar la educación haciéndola más creativa; al igual que resulta urgente ampliar todas las infraestructuras, sin olvidar las destinadas al ocio.

Es una buena prospectiva, en especial si se tiene en cuenta que en el programa de cinco años establecido recientemente por la Agencia de Planificación Económica (la EPA), se han asumido ya esas decisiones, reforzándolas con todo un proyecto presupuestario destinado a relanzar la economía japonesa a partir de su ralentización actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario