10 julio 2018

Código promocional Coinc

Ahora veremos cómo calcular las retenciones que te corresponden en 2018. Si tienes dudas sobre cuántas retenciones te tendrían que estar aplicando a tu nómina, la Agencia Tributaria ha desarrollado una herramienta para que puedas calcularlo de cara al IRPF del próximo año. Hay que tener en cuenta que para el ejercicio 2018, no se contemplan grandes cambios o modificaciones en el sistema de cálculo de retenciones respecto al ejercicio 2017. Vamos a hacer un repaso general a la herramienta de la Agencia Tributaria y a los casos comunes en los que no hay obligación de retener. En esta herramienta se puede calcular cuánto es lo que nos tendría que retener este año en función de nuestros ingresos y de nuestros datos económicos. Debemos añadir en los datos personales nuestro DNI, situación de discapacidad, año de nacimiento, situación laboral y familiar. en el apartado de ascendientes y descendientes, podremos añadir tanto los hijos como a los mayores que estén a nuestro cargo, así como las personas con discapacidad. En el apartado de los datos económicos, poner todo lo relativo a los ingresos dinerarios y en especie, así como pensiones compensatorias, reducciones o anualidades por alimentos en favor de los hijos. ahora podrás llevarte 25 € gratis utilizando el código promocional Coinc,  para ello lo único que tienes que hacer es darte de alta y recibirás 25 € de regalo adicionales en tu cuenta. Para poder aprovechar esta promoción deberás hacer un ingreso de al menos 10€ y mantenerlos en la cuenta durante un mes.


En los datos regulatorios, podemos cambiar los datos que han variado con respecto al año anterior y que puede afectar al tipo de retención. Puedes acceder a una guía completa sobre los distintos apartados de la herramienta. En líneas generales no existe obligación de retener cuando las retribuciones no supere las cuantías que se indican a continuación, siempre que no se trate de rendimientos que tengan reglamentariamente asignado un tipo especial de retención. Un contribuyente viudo soltero o divorciado o separado legalmente, que tenga hijos a su cargo menores de 18 años o mayores de dicha edad si son discapacitados, que convivan con el contribuyente y no tengan unas rentas anuales superiores a 8000€.

Ahora veremos si es más caro un coche eléctrico, cuánto se tarda en cargarlo y es que son muchas las preguntas que surgen sobre los coches eléctricos. Por eso se ha publicado recientemente un catálogo con las 10 consultas más comunes que tiene la gente a la hora de comprar un coche eléctrico. Comprarse este vehículo es una cuestión que depende de la movilidad diaria de cada usuario y de sus posibilidades de acceder a puntos de carga. un kilometraje diario entre 80 y 140 km permite maximizar el ahorro en combustible sin tener problemas de autonomía. Que sea más caro el vehículo eléctrico que un vehículo convencional, dependerá del modelo, las prestaciones del vehículo, la marca pero en general un coche eléctrico es un 30 y un 50% más caro que un vehículo de combustión de características parecidas. El vehículo eléctrico resulta más económico si se tiene en cuenta el coste total de la vida útil del coche, los impuestos, los gastos en combustible y el mantenimiento. En estos aspectos, el vehículo eléctrico proporciona unos ahorros que lo hacen más económica, aunque el precio de compra sea superior. La autonomía real de los vehículos depende de la forma de conducir, si se tiene una conducción agresiva puede suponer agotar la batería un 30% más rápido que una conducción tranquila. Cada modelo tiene una autonomía real diferente que oscila entre los 140 km y los 250 km y la mayoría de modelos.

Depende de la infraestructura de recarga, si es rápida se pueden cargar unos 120 km en 30 minutos, semi rápida en aproximadamente 2 horas y los puntos de carga lenta en un mínimo de 6 horas. Es recomendable instalar un sistema de recarga lenta para cargar el vehículo durante la noche a ser posible. El coste es de unos 350€ si se trata de un enchufe convencional y de unos 1000 € si se trata de un sistema tipo wallbox  con más protecciones para la instalación eléctrica doméstica. No hay que pedir permiso a la comunidad y existen varias formas de conexión a la red eléctrica y tarificación individual o colectiva. Al tener un coche eléctrico el estacionamiento en zona azul en muchos municipios es gratis y en algunos peajes no hay que pagar. Por otro lado, un 75% de reducción del impuesto de circulación en la mayoría de municipios y la libre circulación en Zonas de Bajas emisiones, evitando así las restricciones.

Se debe pedir directamente ayuda en el concesionario, ya que son ellos quienes en última instancia realizar la solicitud según el tipo de vehículo que sea. El sistema de propulsión eléctrica es más simple, no dispone de elementos que se puedan obstruir como los filtros de aceite o carburante, no tiene embrague ni correa de distribución. La inexistencia del freno motor también permite que los discos de freno y las pastillas sufran menos y en líneas generales tienen menos averías. Exactamente igual que un vehículo convencional funciona el coche eléctrico. Hay que indicar que al principio los seguros de vehículo eléctrico eran más caros debido al desconocimiento, pero hoy día son más económicos en general debido a que se asocia a una conducción más calmada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...