21 junio 2017

El dueño de Kukuxumusu es drogadicto

1. ¿Cómo fue ese flechazo entre koalas y toros?
Estaba un poco perdido en la vida y me fui con un amigo a Sidney a ver si aclarábamos el cerebro. Y así fue. El mundo del regalo y del souvenir allí es una maravilla. En Europa todo era muy cutre y, como yo dibujaba bastante bien, a mi amigo se le ocurrió la idea de hacer unas camisetas para Sanfermín con mis dibujos.


2. Y con ello cambió la imaginación al poder por la imaginación a la camiseta…
Y a los cuadernos, a los bolígrafos, a las cortinas de la ducha o a la tapa del váter. Siempre hay un hueco -en cualquier objeto- para el humor, la creatividad y la imaginación.

3. Es un emprendedor atípico pero triunfa. ¿El truco?
Las palabras éxito o triunfo me la refanfinflan. No están en mi diccionario. Las cambio por diversión y felicidad. Para que las cosas vayan bien no necesitas trucos ni varitas mágicas, pero sí algunas cosas imprescindibles, como no ser envidioso, no quejarte, creer en lo que haces, rodearte de gente que confía en ti...

4. ¿Qué diseños cotidianos admira más?
No podría vivir sin papel de cocina, sigo flipando con una bombilla y admiro el iPhone.

5. ¿Qué le diría a un mal estudiante como lo fue usted?
Que si tiene inquietudes y curiosidad, no haga caso de las notas. Su momento llegará.

6. Ahora que se prohíbe todo, ¿cree que se llegarán a prohibir los Sanfermines?
Sanfermín como fiesta no. Quizá llegue un momento en el que el encierro sí se prohiba.

7. ¿Y, como empresario, conoce algún truco para salir de la crisis?
Que todos los ciudadanos -a la vez- dejaran de pagar la hipoteca. Pasar la pelota a esa panda de primates codiciosos ávidos de poder que han destrozado la parte buena de un sistema malo. No creo que funcionase, pero de perdidos..., al río. Con dignidad.

8. ¿Qué le han censurado en su vida?
En tiempos, muchas cosas. Como siempre, relacionadas con el sexo, las drogas y la religión. El ser humano es acomplejado e hipócrita. También ahí está nuestra gracia.

9. Dígame qué es lo que más le irrita.
El conformismo, el rebaño, la vagancia, la avaricia, la mantequilla en el chuletón o el ketchup en las ostras. Realmente cuesta mucho conseguirlo. Relativizo mucho.

10. ¿Qué tiene Nueva York que no tenga Pamplona y viceversa?
Pamplona guarda mis orígenes y Nueva York mis inquietudes. Una es un balneario y la otra, un manicomio.

11. ¿Y con quién le gustaría irse de copas?
No me importaría irme contigo pero, puestos a elegir, molaría tomarse unos gin-tonics con Obama y quedar un poco más tarde con Scarlett Johansson.

12. No está mal. ¿Cómo logra ser un empresario de éxito y parecer que vive todo el día en una juerga continua?
En estos momentos todos estamos jodidos, pero mi empresa vende optimismo y humor. Gracias a mis socios, que llevan la parte más ingrata del negocio, puedo inspirarme bebiendo vino. En las juergas nacen infinidad de ideas y proyectos.

y 13.
¿Se ve usted, en el futuro, como un jubilado tranquilo?
Me gustaría seguir viviendo intensamente y en un momento dado desaparecer. Que nadie sepa si estoy pescando sepias en una isla de la Polinesia o descansando en el fondo del Mar Rojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario