05 abril 2016

La última maquinita de Nintendo

Nintendo quiere revolucionar el panorama del videojuego con su nueva maquinita. Pero no sólo con el hardware, sino también con el software, con los juegos. Y saben muy bien lo que se hacen. 

Al menos esa fue la impresiónde de este redactor cuando visitó el lunes las oficinas del mastodonte japonés en España. Porque lo bueno del ecosistema Nintendo 3DS no son sólo las tres dimensiones, sino la lección aprendida con las otras consolas de la casa. Es descendiente directa de Wii y, como tal, apunta a un sector más cercano a la consola de sobremesa que a la tradicionalmente asociada a una portátil.

Por los caminos de lo social, del juego para todos y donde quieras, transita uno de los grandes caballos de batalla de Nintendo 3DS: Mii. Una relectura y actualización de lo que ya podemos hacer en Wii: avatares personalizables que gracias a otra de las grandes aplicaciones del aparato (el StreetPass) sirve para jugar, interactuar y pasárselo pipa. Añadiendo la movilidad propia de la consola, promete ser el despiporre.

¿Y en cuanto a juegos? Muchos y variados. De la simulación social de unos Sims 3, a la aventura de acción tipo Lego Star Wars III: The Clone Wars. O los deportes de Pro Evolution Soccer 2011 3D. Y, por supuesto, franquicias de la casa. ¿Ve usted ese perrito tan adorable que acompaña a estas palabras? Pues pertenece a una de las series que, a bote pronto, mejor parece estar adaptándose a la realidad de la consola.

Sirviéndose de la realidad aumentada, los animalillos de Nintendogs + Cats (a la fiesta ahora se nos suman también los felinos) tendrán un aspecto más real que nunca. De hecho, harán acto de presencia en el mundo que le rodea: desde la palma de su mano a una mesa.

Y no sólo eso. Ya sabíamos que reaccionan a la voz y a los gestos, pero es que ahora, gracias a la tecnología facial de la consola, parece ser que incluso será capaz de reconocer a sus dueños. Y luego, como decíamos, el Mii: uno puede intercambiar gatitos, perros y regalos con la gente que lo rodea gracias a la conexión inalámbrica.

Es sólo un ejemplo de lo que nos espera. Por lo visto hasta ahora, las tres dimensiones de la consola no pasan de lo meramente estético, pero viniendo de quien viene esto (gente que ha revolucionado el videojuego y que ha abierto el medio a un espectro de consumidores que antes jamás se acercarían a una consola), nos jugamos lo que quiera a que la cosa dará mucho, pero que mucho juego. Y nunca mejor dicho.

PILOTWINGS RESORT

Una de las grandes novedades (y posiblemente un inmenso acierto) ha sido trasladar a la portátil aspectos de la sobremesa: los Mii, simpáticos avatares, nuestra cara y cuerpo en el mundo de la consola. Pues bien, el protagonista de este Pilotwings Resort es uno de ellos. Con el Mii de su elección, lo que hay que hacer aquí es volar, ya sea con un avión, una mochila cohete (¡el jet pack, ese clásico de la ciencia ficción!) o un ala delta.

A partir de ahí, simpáticas misiones o modo de vuelo. Y buenos gráficos: de los juegos que pudimos probar en las oficinas de Nintendo, este Pilotwings Resort es uno de los que mejor mostraban la potencia de la nueva máquina: a modo de experimento ascendíamos lo máximo posible con la mochila cohete y luego descendíamos a toda velocidad. El nivel de detalle con que se mostraba la isla lo dejaba a uno gratamente sorprendido.

PRO EVOLUTION SOCCER

El fútbol tenía que estar en el lanzamiento. Y el honor recae en PES 2011 3D. Y lo aprovecha. Así, los datos de su equipo en la Liga Master serán utilizados para la función StreetPass, y el conjunto con mejor estrategia y estadísticas será el ganador. Las victorias serán recompensadas con el desbloqueo de futbolistas y equipos.

THE LEGEND OF ZELDA...

Los clásicos recuperados para las nuevas plataformas son una debilidad personal. Y Nintendo 3DS no es una excepción: el primero es este The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D. Con un control analógico como el original para el que se utiliza el botón deslizante de Nintendo 3DS y un sistema de inventario más fácil de usar gracias a la pantalla táctil.

KID ICARUS: UPRISING

El nombre es Masahiro Sakurai, que a lo mejor no le suena. Pero otra cosa es su currículo: el nipón es creador de las franquicias Kirby y Super Smash BROS. Mejor, ¿verdad? Pues él nos trae a otro mito de Nintendo. Esta nueva encarnación de Kid Icarus luce de maravilla: un arcade por aire y tierra, muy en la línea de los matamarcianos.

RESIDENT EVIL...

Otra de las franquicias míticas que se encoge y ofrece un nuevo capítulo. Resident Evil: The Mercenaries. Por lo poco que vimos (no estaba completo), se trata de un juego al que cuesta cogerle el truco del movimiento, pero que una vez dominado se muestra como un RE de nueva generación en todo su esplendor. Pintaza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario